jueves, 16 de septiembre de 2010

...

medusita.
Y de repente vos comenzás a cambiar de idea con respecto a alguien. Casi como cambia la temperatura del ambiente.
Y cuando menos te lo esperás, te encontrás pensando en una persona que más que seguro no piensa en vos.
Y cuando pensabas que siendo persona estabas genial, empezás a desear ser un bucle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario